Pruebas necesarias

Me refiero a las verdaderas pruebas necesarias. Esos retos imprescindibles e imposibles de los ajustes del template del blog. Espero pronta ayuda de mis asesores técnicos.

En los '70 el problema se limitaba a tener la tinta para el mimeografo y que el estarcido no se pillara en la maquinilla. Desde luego, la mañana siguiente, y si te podías levantar, te encargabas de distribuir —personalmente— la hoja —le llamábamos boletín— con la cual destruíamos al imperialismo y sus secuaces.

Pero cierto. Teníamos unos dieciseis o diecisete años. Los camaradas universitarios estarían en los veintitantos.

Comentarios

Luis le Grand ha dicho que…
que fuerte que un abogado se cuestione esto de las pruebas :D
Eric Alvarez ha dicho que…
Gracias mi queridísimo Luis... lo tendré en cuenta al darle delete... Desde que te pasas con tipos como el Deep no sé que vamos hacer contigo.

Entradas populares