jueves, 29 de septiembre de 2011

Cuba: entre los desvaríos de Fidel y la urgente necesidad de atraer actividad económica a la isla


No habían pasado 24 horas desde la divulgación del interesante reportaje de la BBC sobre el desarrollo del turismo en Cuba como una alternativa a sus presentes privaciones (BBC News - Fast Track - Could tourism be the answer to Cuba's economic woes?) cuando el Comandante embalsamado, ya había lanzado una de sus aburridas diatribas — y repetitivas hasta el punto del ridículo— contra los Estados Unidos, y particularmente contra el presidente Obama a quien llamó estúpido. (Castro calls Obama stupid, slams Cuba policy)

Las declaraciones contra Obama se producen ante sus expresiones del miércoles pasado a un grupo de periodistas hispanos en las que señala que Estados Unidos estaría dispuesto a flexibilizar —aun más cabe decir— si observaban por parte del gobierno de Cuba una intención seria de ofrecerle libertad a su pueblo.

Precisamente ese es el dilema presente de Cuba. Pretender montar una economía capitalista, sin los derechos democráticos que hacen viable ese sistema económico en toda su extensión. De hecho cuando observamos el reportaje de la BBC, podemos apreciar una Cuba que parecería un paraíso turístico, en pujante desarrollo, en el que extranjeros y cubanos pueden disfrutar de unas extraordinarias facilidades, abierto a todos los extranjeros que deseen visitarla. No se me malentienda. Abrirse al turismo esta muy bien.

Sin embargo, hacerlo mientras se le niegan libertades democráticas esenciales al pueblo cubano es un descarado acto de cinismo. En ese sentido no quiero dejar pasar la oportunidad para referir al lector a la interesante serie que bajo el título de Cuba Hoy, publicó el periodista y analista de temas internacionales Mario Alegre-Barrios para el periódico El Nuevo Día.

Ya en una ocasión anterior (Cuba: el difícil camino del fracaso socialista, a un mundo volátil, vertiginoso y sin fronteras) había anticipado que el tránsito del socialismo a una sociedad capitalista abierta no sería miel sobre hojuelas. Ojalá que en este proceso el andamiaje esclerótico que obstaculiza el desarrollo democrático y atenta contra los cambios económicos —en toda su amplitud— no venzan en su agenda reaccionaria dirigida a montar en Cuba un capitalismo de dictadura. Como fue el de Pinochet en Chile, como es el de China en el presente, diferentes en la forma de ejercer su control sobre la economía, pero dictaduras al fin.

nota: La fotografía que encabeza esta nota ha sido tomada prestada de CNN.

No hay comentarios :