sábado, 13 de abril de 2013

En Boston se habla español (Comentario sobre artículo de Jorge Duany en El Nuevo Día)



(Publico nuevamente este artículo del 11 de de noviembre de 2009, referente al importante asunto de la inmigración y el idioma español, en este caso en Boston, por parecerme altamente pertinente respecto a las discusiones recientes en Puerto Rico sobre el ancestral problema del estatus, es decir, de la relación política y jurídica de la isla con los Estados Unidos.)

Comentario sobre el artículo "Latino en Nueva Inglaterra", de Jorge Duany en El Nuevo Día del 11 de noviembre de 2009.

El pasado lunes comentaba sobre lo impensable, lo ineludible: la caída del Muro de Berlín. Pues bien, el profesor Jorge Duany, de la Universidad de Puerto Rico, comenta en este breve artículo su experiencia en Cambridge, mientras desarrollaba trabajos de investigación en la Universidad de Harvard. Para algunos las experiencias relatadas por el profesor universitario podrían resultar impensables.

Duany destaca la diversidad de experiencias y actividades en "los pasillos" de la Universidad de Harvard relacionadas con Latinoamérica, desde la promoción por Ricardo Arjona de su fundación Adentro, hasta la discusión de la política venezolana. Coincido con el profesor Duany cuando expresa, a la luz de esa experiencia, que: "...en Puerto Rico a veces nos embelesamos mirándonos al ombligo y nos olvidamos que pertenecemos a una región más amplia. El insularismo del que escribió Antonio Pedreira a principios del siglo XX todavía nos persigue."

No puedo cerrar este enlace sin dejar de comentar unos datos interesantísimos aportados por el profesor univesitario. Duany señala que "el área de Boston concentra una enorme cantidad de recursos académicos y culturales sobre Latinoamérica y el Caribe". Indica, además, que la población latina en Nueva Inglaterra va en aumento. La población de origen hispano constituye el 16 % de la población de la ciudad de Boston, indica Duany en su artículo.

Respecto a lo cual resultan de gran pertinencia las expresiones de Susan Minushkin, "Deputy Director" del Pew Hispanic Center, en una conferencia a la prensa el 21 de febrero de 2008, ofrecida en el centro de prensa internacional del Departamento de Estado, sobre la esperada participación de los hispanos en las elecciones en los Estados Unidos. En esa ocasión, Minushkin indicó:
"What are our new Hispanic states? Well, these states, from 1980 to 2005, had more than 200 percent growth in their Hispanic population, and they have Hispanic populations of over 200,000. We can see some of these states: Pennsylvania, Virginia, North Carolina, Georgia, Washington, Oregon, Nevada, Utah. These are states that have had a lot of immigration."
Tal vez lo impensable, para asombro de todos, esté ocurriendo mucho más rápido de lo que se anticiparía por cualquiera. La existencia no de uno, sino de varios "estados hispanos", y la pesadilla de todas las pesadillas para un nacionalista puertorriqueño, o para un anquilosado racista norteamericano: que en Boston, de todos los lugares imaginables, se hable de manera predominante el español. Quizás, como en el caso del Berlín de 1989, estamos ante otro evento ineludible.

No hay comentarios :