sábado, 23 de enero de 2010

Albert Camus y George Orwell, el rechazo al totalitarismo y otros males ideológicos (Comentario sobre artículo de Fernando Savater titulado "Dos cabalgan juntos")



Fernando Savater escribe en El País sobre los escritores Albert Camus y George Orwell. Dos figuras malentendidas —y, desde luego, rechazadas desde todos los extremos ideológicos del período que les tocó vivir— cuyas posiciones respecto a las dictaduras, los fanatismos religiosos, y el nacionalismo, ciertamente mantienen vigencia al inicio de la segunda década del siglo 21.

Motivado por el cincuentenario de su fallecimiento —Camus murió un 4 de enero de 1960, a la edad de 47 años— Savater expone las posiciones asumidas por el escritor argelino, y señala los paralelismos entre la vida y las posiciones de éste y Orwell. Entre otras cosas, cabe recordar que ambos siguieron muy de cerca los procesos de la guerra civil española. ¿Mencioné ya que Orwell, fue el autor de las célebres novelas sobre el autoritarismo
Animal Farm y 1984?

Savater destaca que "ambos padecieron la maledicencia calumniosa de muchos colegas comprometidos con el disimulo o la minimización de la realidad totalitaria comunista." Un mal inquisitorial que parece no haberse superado cincuenta años después de su muerte, cuando de la izquierda prehistórica se trata.
Sostiene Savater que “ambos criticaron el nacionalismo: Camus escribió a su imaginario amigo alemán que él ‘amaba demasiado a su país para ser nacionalista’ y Orwell unas perspicaces y siempre actuales Notas sobre el nacionalismo en las que dejó caer esta observación de largo alcance: ‘Todo nacionalista está obsesionado por la creencia de que el pasado puede ser alterado’. " A lo que añade Savater finalmente: “Pero cada uno de ellos se interesó a su modo por el patriotismo, entendido como ciudadanía compartida y no como etnia de pertenencia.”
Interesante por demás, este artículo de Fernando Savater, el cual, aun en su brevedad, aporta un mundo de información sobre Camus y Orwell, figuras cuyo lugar en la historia no se encuentra, precisamente, en las trincheras de los fanatismos sectaristas. Para leer este excelente artículo acceda el enlace a continuación: Dos cabalgan juntos, publicado en El País.

No hay comentarios :