domingo, 22 de noviembre de 2009

Cuba: La lucha ardua por la libertad de expresión


Evidentemente, no hay nada de casual en las agresiones de las que han sido víctima recientemente los bloguers cubanos por parte del régimen estalinista de Cuba. Nada hay de azar inocente en la movilización de una horda de fanáticos fidelistas para llevar a cabo uno de los famosos actos de "repudio" contra los opositores al régimen.

Ya lo han dicho otros: el fascismo, y añado yo, todo régimen autoritario, es teatral en sus actos políticos; mas no ficción, sin embargo. Ello, más aún, en el caso de los regímenes comunistas, esos perfeccionados sistemas fascistas con pretendido "rostro humano", como habría advertido desde 1982 Susan Sontag.

Las agresiones de las que recientemente han sido objeto, particularmente Yoani Sánchez y Reinaldo Escobar, son reflejo del proceso de agrietamiento de la dictadura.


Al agravio del secuestro y la agresión contra Yoani Sánchez y Orlando Luis Pardo Lazo el viernes 6 de noviembre, se añadió este viernes pasado la movilización de toda una muchedumbre con comparsa, agitador con megáfono en manos, y agentes de seguridad para "rescatar", deus ex machina, al periodista Reinaldo Escobar, esposo de Yoani Sánchez, y sus acompañantes, es decir, en el último momento, justo después de que fueran víctimas de los golpes y empujones de los fanáticos, bajo los gritos de "esta calle es de Fidel".

Se trató, sin dudas, de un montaje muy bien pensado en respuesta al reto a duelo verbal que había hecho Escobar al agent ón de seguridad conocido por Rodney y a quien se señala como responsable de la agresión contra Yoani y Orlando.

El objetivo era sencillo. Demostrar el "respaldo del pueblo" al régimen dictatorial, particularmente a Fidel y Raúl Castro, intimidar  a la ciudadanía ante el impacto creciente de Yoani Sánchez y los bloguers, y lavar la cara de las agencias de seguridad, proyectándoles como protectoras, aun de estos "vendepatria comprados por los yanquis".

No es casualidad, tampoco, que tanta furia se produjera apenas el día siguiente a la publicación en el blog de Yoani Sánchez de la respuesta del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, a las siete preguntas que ésta le cursara, tanto a él como a Raúl Castro, sobre las relaciones entre ese país y Cuba. Entre otras cosas, el Presidente le indica a Yoani que: "Es revelador que el internet les haya ofrecido a ti y a otros valientes blogueros cubanos con un medio tan libre de expresión, y aplaudo estos esfuerzos colectivos para apoderar a sus compatriotas para expresarse a través de la tecnología. El gobierno y el pueblo estadounidense nos unimos a todos ustedes en anticipación del día que todos los cubanos puedan expresarse libre y públicamente sin miedo ni represalias."

La realidad es que el régimen ha decidido enfrentar directamente a los bloguers cubanos, mediante la difamación, la intimidación y la agresión. La realidad es que este grupo, al que los anquilosados comunistas, del interior y del exterior de Cuba, despachan como intrascendente y carente de apoyo, y al que acusan de estar compuesto por "elementos a sueldo de la inteligencia yanqui", parece ocasionar serios dolores de cabeza a más de un funcionario del Partido Comunista, comenzado con el propio Raúl Castro. De lo contrario, no habríamos visto las manifestaciones reaccionarias contra ellos durante las últimas semanas.

El contexto general de estas agresiones lo constituye el fracaso económico y político del sistema. Punto. Una voz de actitud relativamente moderada respecto al régimen, como lo es el afamado escritor Leonardo Padura, ha dicho recientemente, en un artículo titulado Cuba: el futuro invisible, que: "En los últimos años Cuba ha cambiado. Ha cambiado al punto de que se ha aceptado la necesidad de cambios en las estructuras y los conceptos. Tanto ha cambiado que muchos de los beneficios del pasado, que se identificaron con las cualidades del modelo socialista, hoy son considerados como deformaciones paternalistas, subsidios y gratuidades insostenibles." Son reveladoras sus observaciones: el régimen, como advierte desde el título, no puede proponer una visión de futuro al pueblo cubano.


La lucha por un espacio de expresión libre por parte de los blogueros cubanos es sacrificada y ardua. El régimen ha decidido escarmentarlos. Nadie lo dude. El camino que han escogido, el de expresar sus críticas y denuncias, desde una postura de no violencia, a través del Internet y en actos públicos pacíficos, los ha colocado en la línea de choque de esbirros y fanáticos. Es la ruta de sembrar la semilla de la libertad de expresión a la que se oponen, tanto el entramado represivo del régimen, como aquellos que, desde el exterior, le niegan a los ciudadanos de Cuba las libertades de las que disfrutan en otros lugares. Sólo que, tal vez, en esta ocasión, pueda haber cosecha, y el futuro gozar de mayor "visibilidad".

Notas:
1. Sobre este mismo asunto vea el excelente artículo de Gina Montaner, titulado Solos ante el peligro, en El Mundo.es.
2. Vídeo: 'La calle es de Fidel', dicen los represores a Reinaldo Escobar - Vídeos - Multimedia - cubaencuentro.com

1 comentario :

paisciego dijo...

Si hay algo que los Castros temen, no es al capitalismo. Sino que cuando ocurran los cambios inevitables, no sea la familia la que esté al frente. Por ahora, creo que van a intentar revitalizar el mito de la revolución permitiéndole a los afro-cubanos, que hasta ahora han estado rezagados y subrepresentados, un papel de mayor relieve. Pudieran hasta usarlos contra los sectores opositores, jugando la carta del racismo al revés. ¿Usarán también al lumpenato? Este es un régimen ducho en sobrevivir adaptándose. Su nueva carta de sobrevivencia familiar es Fidelito Castro Díaz-Balart y su propuesta de desarrollo de industria de nanotecnolía y biomédica. Anda por el mundo, haciendo la nueva cara de Cuba.