sábado, 10 de octubre de 2009

Una visita al otro lado del planeta: "¿El fin de la socialdemocracia alemana?" por Fernando Mires para Analítica.Com

¿El fin de la socialdemocracia alemana? por Fernando Mires para Analítica.Com (Comentario y enlace)


Tengo que agradecer al Profesor Carlos Pabón (Blog Los Archivos del Mandril) el acceso a este excelente artículo de Fernando Mires, profesor e investigador en el Instituto de Sociología de la Universidad de Oldenburg, Alemania, nacido en Chile.

Mires desarrolla un amplio análisis de los resultados de las elecciones del 27 de septiembre pasado en Alemania que produjeron, entre otras cosas, la derrota del Partido Socialdemócrata. Con la paciencia de quien va colocando los ladrillos de un sólido edificio, Mires ofrece los fundamentos que sugieren la posibilidad muy concreta de que la Socialdemocracia alemana pase a ser una entidad dirigida esencialmente por La Izquierda, una formación política que es "en cierta medida", señala, "el heredero de la dictadura comunista de la RDA [cuyos] más grandes capitales políticos se encuentran todavía en el Este alemán". (Continua)


Citas de valor para los interesados en la realidad alemana, y el análisis de los movimientos políticos a las alturas de este nuevo siglo, hay varias y de mucha importancia. Mires, por ejemplo, expone las deficiencias de las posturas de la socialdemocracia alemana, en el contexto de la sociedad moderna o post-industrial:

Que la sociedad moderna no es la misma que la del periodo del industrialismo clásico, es obvio. Pero eso no significa que hemos entrado al paraíso terrenal. La llamada sociedad post- industrial no sólo no ha solucionado muchas de las contradicciones de la sociedad industrial sino, además, ha aportado otras: el tema de las migraciones, el de los trabajadores extranjeros, el de la superexplotación femenina, el de la nueva “desocupación estructural”, el de la creciente proliferación de las llamadas enfermedades psíquicas, el de la discriminación social y económica de los jubilados, y muchos otros más, son problemas candentes de nuestros días. Y ninguno de esos temas ha sido tomado con cierta seriedad por la socialdemocracia alemana. Por el contrario, han sido tabuizados con el objetivo de no alterar la paz de la coalición y la normalidad del periodo electoral. Ni hablar de temas internacionales. Muy pocas menciones sobre Afganistán, nada sobre Irak, nada de la escalada antidemocrática, militarista y populista que hoy asalta a Latinoamérica; las palabras Israel o Palestina ya no pueden pronunciarse; los crímenes que ocurren en la órbita rusa no deben mencionarse, y África no existe. Todas esas omisiones, en fin, no son culpa de la llegada de la sociedad post-industrial. Son sí el producto de la política de un partido que, por servir los intereses de una coalición de gobierno, ha dejado de ser lo que una vez fue. (Enfasis del Quantum de la Cuneta.)
Como éstos, el artículo publicado por Mires, contiene otros tantos planteamientos, que incluso podrían ser útiles en la reflexión y análisis sobre la debacle de la llamada "izquierda" en el caso de Puerto Rico, sin pretender con ello equiparar la realidad de esta colonia caribeña con el país desarrollado que es Alemania. 

De hecho, la actitud de nuestra "izquierda", y el neonacionalismo melonístico, respecto a los problemas internacionales es, cuando menos, muy parecida a la del SPD en el caso alemán, aunque sus razones más tribiales y tribales. Me refiero a razones expuestas en comentarios y discusiones, tales como que la prioridad, lo importante, es lo que está ocurriendo en este 100 x 35, antes de considerar problemas como los indicados por Mires. Una manera poco elegante de manifestar un nacionalismo obtuso, y evadir asumir posición frente a problemas acuciantes para la Humanidad, lo que pone en evidencia una vez más al cazador de elefantes extraviado.

Lectura aleccionadora y necesaria este artículo. Lecturas, lecciones: las tareas abandonadas por la clase política "izquierdista" y neonacionalista portorricensis.  Los invito, sin más, a la lectura de este interesantísimo artículo de Fernando Mires. Muchas gracias al amigo Carlos Pabón. Ya  saben, "click the link".

1 comentario :

Robert Catesby dijo...

Die Linke, si bien tiene en una de sus alas origines en el PDS, que aglomero a la burocracia mas politizada (es decir, ideologica) de viejo PUS (suena mejor que SEP, he-he), es un partido que de nada es heredero del viejo estalinismo. En su interior, inclusive, residen - con liderato y fuerza - sectores que desde la izquierda se opusieron al regimen de la RDA.

En ese sentido Die Linke es mas parecedio al PT o el PSOL de Brasil, que al PSUV o a los viejos PC de otros lados.

Esto es lo que le ha dado legitimidad politica: el viejo KPD era una estructura de la Stasi, y el PDS fue depurado. Es un partido basicamente social-democrata de izquierda.

En esecensia, el viejo SPD se esta dividiendo en dos campos, los que se van al FDP y Los Verdes y los que se van a Die Linke. El SPD siempre fue una coalicion de sectores analogos, pero al desaparecer el impetu de la guerra fria, tambien desaparecio lo que los coalicionaba.