domingo, 11 de octubre de 2009

La Melonocracia y "la agitación de las masas" en un país ciego




La última en la Revista del Domingo de El Nuevo Día fue continuar alimentando el clima de histeria melonística contra el gobierno del estadoista Partido Nuevo Progresista, haciéndose eco de la campaña de terror en los medios a favor del paro general anunciado para esta semana.

El hecho es que la melonocracia, esa élite de premiados por novelitas más o menos bien, y juntillas de sábado en la noche para saborear buen whiskey y buen vino, se ha unido al coro, y asegura tener una profunda preocupación con el clima de tensión política existente. Provocado, desde luego, según estos melones de altos vuelos, por el propio gobierno.

Algo parecido me dijo hace poco un independentista catañés de vuelos menores, pero al menos más sincero en sus convicciones. No acostumbra reunirse los sábados en la noche con dos o tres aristócratas del melonismo, para diseñar truculentas estrategias y tácticas mediáticas. Eso sí, jura y perjura que todas las agresiones recientes contra Luis Fortuño han sido provocadas con toda intención y propósito por el propio funcionario.

Nuestra melonócrata de marras, insiste en señalar como responsable de esta vorágine de tensiones a la administración colonial de turno. Concretamente en Cuando Puerto Rico comenzó a parecerse al Perú me referí a las amenazas de atentados contra la vida del propio Luis Fortuño y su familia, e indiqué que los rumores de intifadas boricuas, la intimidación y los ladridos agudos en diferentes frentes, incluyendo el mediático, eran insistentes.

El hecho es que quienes iniciaron la campaña mediática de terror han sido los sectores neonacionalistas, y un liderato sindical sin propuestas razonables a la crisis de la Isla, comenzando con las repetidas amenazas de muerte contra el gobernador, la última de de ellas el pasado viernes, según reportaron las noticias de ese día.

El neonacionalismo, del que se nutre la melonocracia, han hechado mano a tácticas y estrategias amarillentas de la vieja y mal llamada izquierda, para propiciar un clima de tensión que coloque "al Estado en la posición de verse obligado a demostrar y ejercer abiertamente su poder de represión". Con ello se pretende, a su vez,promover el terror en la mente de los ciudadanos; es decir, la más que leída táctica de "paniquear" a la gente para ver si se quedan en sus hogares, y la cosa ("el paro") sale, al menos medianamente del tamaño de un damn y con la apariencia del logro de un paro absoluto y total. (Cuando Puerto Rico comenzó a parecerse al Perú, en el Quantum de la Cuneta)

Lo cierto, y cito nuevamente de mi propio artículo, es que se trata de métodos antiquísimos para 'preparar el terreno', superados por la humanidad, excepto, desde luego, por ciertas tribus ideológicas, para promover el terror en la mente de los ciudadanos".

Si algo sabe, y lo sabe muy bien la agitadora de marras, es que su propósito y el de otros "orgánicos intelectuales" del corrillo, como parte del proceso, es expiar en sus pecados pequeño burgueses a través de un izquierdismo passé. Lo peor de todo es que el escenario en el que desean expiar sus pecados está repleto "de cosas que no tienen remedio" (Serrat), "de seres mortales "con diversos problemas que no serán, ni pueden ser resueltos, por vociferantes choferes de camiones, por 'cuadros sindicales' bien pagos, ni por ofertas melonísticas que encubren su verdadero y único propósito de promover la oposición, 'doneleuterísticaalrevés', a todo lo que suene a 'anexionista', a Luis Fortuño o a PNP, ello con miras a que en el 2012 no se les haya hecho demasiado tarde para armar rumba".

En otro lugar, una buena amiga, cuyo pseudónimo cibernético es "País Ciego", ha sugerido que uno de los propósitos de este movimiento, que hoy se ha manifestado a través de un artículo con título de gazetilla de agitación estudiantil, es propiciar el voto castigo en la eventualidad de un evento plebiscitario, señalamiento el suyo con el que concuerdo.

Aunque esta novela aún no tiene escrito su final, de lo que no hay duda, y es nuestro deber denunciarlo, es que la encantadora melonocracia boricua, se distingue por su hipocresía ideológica y la ausencia de honestidad intelectual, todo para proteger esos delicados privilegios que el status quo, la colonia para ser más precisos, les concede mediante un título carente de contenido real, en un país de ciegos. Lastimosa y desdichada escena, aún si fuera para el final de una novela.

8 comentarios :

Robert Catesby dijo...

Mala mia, pero esto parece como que "blame the victim".

La realidad es que el Estado hace tiempo ejerce la violencia. No se le llama "shock therapy" por que sepa bien. Que la gente reaccione es natural.

El fallo absoluto y rotundo del "shock therapy" de Milton Friedman es lo que a llevado al "revival" del populismo izquierdoso en Latinoamerica. The law of unintended consequences is in full operation here.

Al igual que la violencia de Chavez nacio en la violencia del Caracazo, cualquier violencia popular, es no solo legitima, si no que sorprende el que no alla aun mas. La taza de desemplo, de un dia para otro, va a subir 1-2%. Y el culpable de eso es claramente el Estado.

El problema fundamental en Puerto Rico no es el neonacionalismo, es la colonia.

Que el neonacionalismo melon sea un componente principal de sotener la colonia, eso es cierto. Pero es igual de componente que el pitiyanquismo anexoidiotico.

Pero que sean una enfermedad oportunista, no le que quita que la enfermedad verdadera sea el virus del colonialismo.

Y que a cada accion hay una reaccion. En todo caso, el Estado ha acorralado al pueblo de tal forma, que el suicidarse ya sea literalmente, las tazas de suicidio estan por el cielo, o metaforicamente con acciones de militancia con pocas opciones de triunfo real.

No hay que hacerle apologia al Estado - el se sabe cuidar. Sin embargo, si hay que añadirse al coro en su contra: el ELA, no importa sus administradores, hay que matarlo a como de lugar...

Eric Alvarez dijo...

Mis saludos afectuosos mi estimado Robert. Si revisas en el día de hoy mi artículo identificarás unos pequeños cambios de estilo y gramaticales, que podrían alterar un poco tu lectura.

Tus comentarios son muy valiosos pues estás produciendome una guía de lo que considero varios errores en el análisis de la situación de la colonia, que se han venido repitiendo por lo menos desde los 80'.

Discutirlos con el respeto que merecen tus observaciones e inquietudes precisan de un artículo aparte, con el que me propongo, y espero poder lograrlo, abordar también el dilema de cierta "intelectualidad" a la deriva, que desafortunadamente va descorriéndose hacia la melonocracia.

Finalmente, para no dejar de mencionarlo, y atender al menos un poco tus observaciones, mi breve artículo no pretende ser un análisis de "El Estado", sino de los planteamientos que se están produciendo, y la manipulación descarada de la información en los medios, para precisamente mantener la colonia, por parte de un sector que se nutre de su particular posicionamienrto en la sociedad colonial. No hay sinceridad intelectual de parte de estos noveleros de la política.

Precisamente, y si el problema fundamental es la colonia, estos discursos que ocultan realidades,que se nutren de un antiamericanismo trasnochado e irrazonable, y de un nacionalismo decimonónico, deben ser denunciados y puestos en evidencia.
Esos elementos son el armazón ideológico del inmovilismo y la reacción en el PR del siglo 21.
A ello en esencia es que va dirigido mi artículo.

Como siempre, Robert, un abrazo y mi agradecimiento por tus observaciones.

Myrisa dijo...

No sentí el tono del artículo como un "blaming the victim". Lo recibí más como denuncia del uso de víctimas como escudo o parapeto para no enfrentar el blowback de una política de décadas. En las presentes circunstancias es imposible salir ilesos. Habrá bajas. La crisis es real. Lo que vemos es un movimiento tectónico del sistema económico mundial que remenea las economías más "insuladas" como la cubana hasta las embelecosas soberanías exitosas montadas sobre burbujas financieras como Latvia e Islandia. Ni China ni Singapur, esos llamados milagros del ingenio económico humano, no han sido hacer el famosos "decoupling" que anunciaban los expertos. En la España de los socialistas el paro es del 20%. California la sexta economía del mundo no puede pagar a sus acreedores.

En este 100X35 ombligo-del-mundo de alguna manera nos agenciamos siempre la ilusión como artículo de fe de que la sangre del cordero de nuestro escudo nos pondrá siempre a salvo de la mano del ángel de la muerte. Y desde que se descubrió el poder de convocar al pataleo en la década de 1970, lo inexorable siempre pasa pero con retraso y mayor costo.

Myrisa dijo...

...Todavía no escucho ideas para seguir sosteniendo una plantilla de gobierno tan grande sobre una base productiva tan reducida como la que tiene Puerto Rico. La más "exitosa" propuesta del sindicalismo estatal fue el IVU y la más reciente fue que se multiplicara la plantilla de Hacienda para que le saquen a la base productiva que paga hasta la última gota de sangre que le quede en el sistema.

Las acusaciones de "terrorismo", de "neoliberalismo", y otros ismos con que se insultan las partes, son vocablos de un lenguaje de disimulo que rehusa abordar los asuntos reales. Aquí nadie quiere hablar la verdad, o siquiera, reconocer que en este desmorone mundial las verdades han corrido igual suerte. Raul Castro está haciendo lo mismo que Fortuño propone, pero en otra escala y con el enfoque preciso de recuperar la agricultura de consumo: Just you wait Henry Higgins, just you wait!

Si queremos mencionar víctimas, tenemos que empezar a contar los trabajadores industriales y del comercio, los pequeños y medianos empresarios y los profesionales del sector privado que vivimos la crisis ya hace varios años y entre cuyas bajas se cuentan los emigrados, las hipotecas ejecutadas, las monumentales cifras de quiebras personales y de negocio. Los empleados públicos entran en escena a mitad de función, aunque sin duda, su presencia añade dramatismo.

(Cont...)

Myrisa dijo...

Yo no tengo problema con que la gente reclame un arreglo social más justo y equitativo. Tampoco con que la ciudadanía exija transparencia a la hora de las estrategias anunciadas como las alianzas público-privadas. Considero legítimo el reclamo contra la corrupción de gobierno y el maridaje ilegítimo entre intereses privados y los administradores públicos en perjuicio de los bienes públicos y del control de la ciudadanía de los asuntos del Estado. Reconozco también que es desagradable encontrarse desempleado y sin ingresos satisfactorios, (debe serlo más para gente que contaban con el empleo a perpetuidad que se practica en el gobierno). Pero para evitar este desempleo masivo, por lo menos, eran necesarias estrategias para la productividad que, hablemos claro, no le interesan a los sindicatos del Estado, ni a la masa que labora en las agencias de gobierno, ni a sus supervisores, ni a lo políticos que utilizan a las agencias como batatales personales. Este es el momento más adecuado para exigir un sistema de reclutamiento y retención basado en el mérito. Pero el mérito es adversario del uso del gobierno como agencia de empleo y aquí lo que existe es una disputa por el acceso al batatal.

En 30 años he visto al mismo liderato "obrero", hoy bastante maltrecho, hacer protestas, reclamar a nombre de los "obreros", hacer paros y huelgas, marchas y conferencias de prensa, inclusive hacer foros y cumbres sociales con banqueros e industriales. To no avail. El país ha ido hacia atrás y con éste las oportunidades de empleo y las condiciones laborales de los que no tenemos acceso al batatal. Mientras esto ocurría, los empleados públicos, precisamente el sector improductivo de la economía, se agenciaron la manera de recibir trato diferencial, mientras la calidad del servicio público se erosionaba y los líderes sindicales salvaguardaban su finquita. Ahora, quieren que el país se detenga por ellos. Yo no sé otros, pero a esos líderes, yo no les creo. Ni lo que dicen, ni su capacidad para dirigir en esta crisis para el beneficio del país.

No digo que Fortuño y su equipo sean lumbreras ni hermanitas de la caridad. Far from that. Están mirando la crisis a través de su experiencia como agentes y abogados corporativos, particularmente financieros y desarrollistas. Y al igual que los representantes de los empleados públicos, también creen que ellos son la economía. Entre estos dos grupos está la mayoría silente, carente de portavocía.

En la óptica de la ínsula todo se percibe en bloques. EEUU y todo lo relacionado con éste es el imperio. Puerto Rico es el recipiente pasivo, víctima indefensa del imperio. Todo lo que se oponga a EEUU y a cualquier cosa que tenga relación con éste es patriota o como se dice ahora "puertorriqueñista". Por supuesto, "puertorriqueñista" y a favor de los que protesten, por lo que sea, es la misma cosa. En esta mogolla de mitos y tabues queda afuera siquiera considerar la tesis de que neonacionalismo y colonia sean dos caras de la misma moneda y que "puertorriqueñismo" y sistema colonial describan una perfecta simbiosis. En este marco de consensuada autocensura nunca lograremos identificar la matriz de la colonia, sus agentes y su funcionamiento. Y, desde luego, nunca descubriremos estrategias para ir superando el modo de ser colonial.

Luis le Grand dijo...

La violencia de Chavez comenzó con el Caracazo????? WTF????

me molesta cuando la gente habla y dice cosas sin saber un carajo de lo que habla...

Carlos dijo...

Fascinante el termino de “Melonocracia”. Quizá esta no podría darse de no ser por que el país "está" ciego. Yo creo que el país no "es" ciego, es que no puede percibir la verdad. Eso se debe a que la verdad de los pueblos se "forma". Sin embargo lo que la forma, literatura, prensa escrita, radial y televisiva está dominada por el Melonismo Periodístico.

Les felicito por este blog. Les invito al mio, mas limitado, por cierto, www.mitospopulares.blogspot.com

Eric Alvarez dijo...

Carlos, muchas gracias y bienevenido a la blogósfera. Gracias por dedicar de tu tiempo para unos comentarios en el Quantum. (Ya pasé por tu blog, el que miraré con calma dentro de un rato... Por lo pronto, ya me inscribí entre los seguidores.) De nuevo, muchas gracias.