sábado, 29 de agosto de 2009

Brutalidad Policiaca... Un Reto a la Sensatez


El viernes 21 y el miércoles 27 de agosto se suscitaron sendos incidentes en los que los cuerpos policiales de la Isla incurrieron en actos de brutalidad en su intervención con ciudadanos. El primero de ellos en la Avendida Universidad, un sector de la comunidad de Rio Piedras en la que se congregan jóvenes y estudiantes universitarios durante las noches. El segundo de ellos, en el local de la Roja Chiringa, una casa productora dirigida por jovenes creativos de la industria fílmica, que se encuentra en la comunidad de Santurce.

En el primer caso los incidentes fueron producto del proceso de intervención con una querella, según alegan las fuentes oficiales, que degeneró en una confrontación entre la Policía y el público congregado en el lugar. El segundo caso se origina en la intervención de la Policía como producto del asesinato de un joven en una comunidad de la ciudad de San Juan. La intervención degeneró en la penetración violenta, y sin contar con una orden de allanamiento, del local de la Roja Chiringa —desde dónde se ha indicado que se estaba filmando la intervención policiaca en la comunidad— por parte de un grupo de agentes. La situación presenta, ante todo, un reto al ejercicio de la sensatez, no sólo por parte de las autoridades, sino por parte de cada uno de nosotros. (Continua)

Aunque producidos en contextos distintos, ambos eventos tienen en común el ejercicio desproprocionado del poder, y la imprudencia, al menos, por parte de los agentes involucrados en estas situaciones. La situación de la Roja Chiringa puede ser incluso un evento de mayor gravedad, toda vez que se trata de la incursión en propiedad privada sin una orden de allanamiento, violándo así reglas esenciales que rigen los procesos penales y, sobre todo, el prinicipio constitucional del debido proceso de ley, entre otros derechos posiblemente violentados.

He comentado en Facebook que el descontrol y la falta de proporción en el ejecicio del poder por el cuerpo policial, posiblemente en desesperada reacción a la ola de asesinatos y criminalidad, puede provocar serias consecuencias en la confianza pública en ese cuerpo, y el clima democrático en la Isla. La presión que puedan sentir los hombres y mujeres que componen estos organismos, lo cuál de mi parte entiendo, no es justificación para incurrir en actos que constituyen violaciones flagrantes a derechos democráticos, consignados tanto bajo la Constitución de Puerto Rico como la de los Estados Unidos.

En el día de hoy, Luis Fernando (Peri) Coss, Productor Ejecutivo de Zona Franca, una de las entidades afectadas por la intervención del 27 de agosto, ha hecho circular una carta abierta en la que sugiere un diálogo entre diferentes entidades y líderes que de una manera, u otra, están llamados a velar por los derechos democráticos de los ciudadanos. Es una invitación que me parece debe ser atendida.

Por otro lado, se impone urgentemente la celebración de una reunión del señor Superintendente de la Policia, José Figueroa Sancha, con representantes de las entidades convocadas por Peri Coss, o con éstas y cualesquiera otras que aquél entienda meritoria, a los efectos de buscar alternativas y la toma de acciones concretas que contribuyan a mantener un clima civilizado y democrático en la Isla.

De otra parte, como ya he indicado en este blog, y aún en el propio Facebook, no debe perderse la perspectiva, ni los sentidos de proporción y de prudencia, por ninguna de las partes involucradas. El hecho de que salgan a la luz actos impropios, no debe ser causa para asumir una actitud revanchista por parte de los miembros de la Policía, entre los cuáles, de paso, a todos nos consta hay personas competentes y serias en el ejecicio de sus funciones. Como muy bien señala Coss en su carta abierta, no debe propiciarse la lumpenización de los cuerpos policiales.

Por su parte, la defensa de los derechos democráticos, no debe usarse para glorificar ni promover la lumpenización, particularmente de las juventudes y el estudiantado. Los llamados a "beber", que han llevado a cabo algunos genios de las luchas por los derechos democráticos, a manera de un acto de desobediencia civil de nuevo tipo, no sólo son patéticos, sino que desvían la atención del problema medular que está planteado ante el país.

Es una crasa falta de perspectiva y prudencia política, además, promover consignas y llamamientos, que lejos de contribuir a entender y buscar medidas correctivas adecuadas, confunden cuáles son los asuntos centrales planteados, y el carácter real del problema.

No se trata ésta de la "gran batalla que llevará las masas al poder, mediante la confrontación con las fuerzas represivas del régimen", lideradas por una vanguardia desde Facebook o desde donde sea. No se trata aquí de la gran confrontación con el "estado fascista" —que tal vez algunos han esperado toda la vida—, una de las peores manifestaciones de desproporción y falta de perspectiva que he podido observar en estos días. Es irresponsable invocar derechos, mientras se pretenden obviar, y eludir, tanto obligaciones como responsablidades.

Enfrentamos una situación de crisis en la Isla. La desesperación ante la profunda crisis económica y social del modelo colonial, no sólo erosiona la confianza de los ciudadanos en las instituciones, sino que ha traído consigo una alarmante y consistente manifestación de violencia por parte de los individuos a todos los niveles y en diversas actividades de la sociedad.

Insisto en mi llamado desde este simple blog. Es necesario mantener las pespectivas claras, ejercer la prudencia, y mantener el sentido de proporción en los análisis y en los actos. Es esta una responsabilidad evidente de las autoridades. Es también una responsabilidad de la ciudadanía. Asumir un compromiso sincero con la sensatez, no sólo es una responsabilidad, sino un reto para la protección de la civilidad y convivencia democrática.

3 comentarios :

artfornews dijo...

sigo siempre tus notas me parecen muy sensatas y acertadas sobre todo llamando a la concordia, a la reflexion con acción, sin agresión, hay que hacer no deshacer, hay que propugnar por el entendimiento y la vida en paz
saludos afectuosos

AnilinA dijo...

Estoy de acuerdo contigo: no se deben eludir las responsabilidades. De otra parte, ¿quién es el destinatario? A la dirección de quién escribimos para convocar a un diálgo sensato? ¿Cómo nos re-unimos y conversamos? Quién modera? Quién investiga? Ellos mismos se investigarán ante todas las acusaciones?

Eric Alvarez dijo...

Mis saludos Gualberto.. Un abrazo afectuoso.

AnilinA, gracias por tus observaciones. Me imagino que de parte del sector que está convocando Peri Coss, puede surgir una iniciativa de solicitar una reunión. Su carta abierta puede ser accesada mediante el link en mi artículo a una nota de la página de Marcos Pérez en Facebook, donde aparece publicada. Creo que la carta de Peri atiende tus inquietudes. Por lo demás, quiero pensar que el Sr. Figueroa Sancha atenderá esta posibilidad de comunicación con sectores importantes de la opinión pública y que juntos estarán abiertos a un diálogo sensato.