domingo, 5 de julio de 2009

Enlace a "Humano, demasiado humano", publicado en el Vagabundeo resplandeciente


Humano, demasiado humano (Publicado en el Vagabundeo resplandeciente)

(Foto para el Quantum de la Cuneta por Yrsa)

De divulgar se trata también el Quantum de la Cuneta. Esa la he asumido, no sólo como una tarea solidaria, sino por mi interés de divulgar lo que se está haciendo en otros lugares del vecindario y que la ola siga su marcha. (Aunque no faltará quien me reclame que "desde Puerto Rico" lo que hay que divulgar es lo nativo-isleño-boricua).

En esta ocasión deseo ofrecer a los amigos del Quantum un enlace a una breve narración publicada en el Vagabundeo resplandeciente, uno de los lugares que se recomiendan en la sección de Frontera 955 de este blog. No adelanto nada sobre su contenido para no dañarle a nadie su lectura; que cada cuál vea lo que se le antoje desde su perspectiva particular.

Sin embargo, no puedo hacer mutis por completo.Debo admitir que Humano, demasiado Humano, no deja de hacerme recordar a cierto minotauro famoso. Sin embargo, la reflexión que más me interesa del relato es la que apunta a la relación entre lo que llamamos grotesco y lo que llamamos humano. A esa relación simbiótica entre lo terrible y el hecho concreto de ser humano.

Admito que llego a ese punto, en mi reflexión particular, posiblemente por estar muy influenciado por los sucesos recientes en Irán. Admito que, tal vez, me persigue cierto pesimismo frente a esas virtudes "humanas" que permiten la vigencia, en pleno siglo 21, de las peores taras ideológicas decimonónicas y la manipulación de las masas por elites autoproclamadas como vanguardias.

Una última confesión. Sospecho que Humano, demasiado humano es una invitación a esas reflexiones, a las que ya es un lugar común llamar exorcismos. Sea una cosa o la otra. Estén demonios o minutauros de por medio, vale la pena ese click al enlace del Vagabundeo resplandeciente... Quedan invitados a su lectura.

No hay comentarios :