martes, 21 de abril de 2009

A propósito de la CIA y las Torturas

A propósito de la CIA y las torturas se le antoja a uno el recuerdo histórico. Es vasto, innumerable. No hay poderes inocentes bajo ningún manto. Sea éste el fundamento religioso, la pureza de los arios, la sociedad "sin clases", la "misión revolucionaria", la imposición de las etnias, la guerra a los infieles, la "protección" de la mujer y el rechazo al "pecado", el rechazo a lo extranjero o extranjerizante, la lucha contra el terrorismo... Sólo hay seres humanos, que deciden y actúan; el ejercicio del poder por el autoritarismo excluyente de todo lo que se considera diferente o amenazante. Es decir, la destrucción - literalmente - del Otro o del Disidente. Y es eso lo terrible. Tal vez la autocrítica de Barack ayude a repensar los derechos humanos y alimentar, quizá, alguna nueva esperanza.

No hay comentarios :